sábado, 18 de enero de 2014

Las patas traseras en los tetrápodos se originaron a la vez que las delanteras.

Los análisis realizados por un grupo de investigación de Chicago arroja un poco más de luz sobre el origen de los tetrápodos (conjunto de animales con cuatro extremidades) a partir de sus ancestros los peces. El estudio ha sido dirigido y organizado por el científico Neil Shubin de la Universidad de Chicago y el  trabajo ha consistido en analizar las cinturas pélvicas y las extremidades posteriores de una especie de pez fósil llamado Tiktaalik roseae.


El Tiktaalik roseae fue una pez paleozoico que habitaba los mares del Devónico superior, hace 375 millones de años (para que os hagáis una idea de la escala temporal los dinosaurios surgieron hace 230 millones de años y desaparecieron hace 65 millones de años). Su nombre se basa en una palabra del vocabulario inuktitut, lengua utilizada por los esquimales canadienses, que significa "pez de bajas aguas". 
Se trata de un fósil transicional, pues sus aletas ya tenían forma robusta y complejas (con codo, hombro y muñeca). En pocas palabras es una especie intermedia entre los peces y los primeros anfibios. Su tamaño variaba desde los 120 hasta los 250 centímetros.





La sorpresa se la llevaron los científicos al analizar la mitad inferior del cuerpo. Hasta ahora se pensaba que las patas traseras habían tardado mucho más en originarse que las delanteras, pero al analizar la pelvis descubrieron que tenía el mismo grosor que la de los tetrápodos, así como tenía la forma perfecta para estar unida a un fémur perfectamente móvil. 
Este es el ritmo al que se descubre la historia de la vida, un proceso lento pero constante que nos muestra que la evolución es un proceso tan tangible que lo podemos leer en la naturaleza que tenemos a nuestro alrededor.



Para saber más, lee el artículo original de SINC pinchando aquí.

1 comentario: